¿Qué diferencias existen entre la melamina y la madera lacada?

Aunque la melamina y la madera lacada tienen un aspecto muy similar, estos materiales presentan claras diferencias entre ellos. Para decidir cuál de estos dos usaremos en los muebles que formarán parte de la decoración de nuestro hogar, conocer las desigualdades entre ellos es clave.

Qué es la melamina

Este material se considera un tipo de resina muy adherente, se fabrica de manera artificial. La melamina se aplica sobre tableros aglomerados, normalmente formados por astillas y serrín.

Ventajas de este material

– Presenta una superficie lisa y muy homogénea.

– Forma parte de la estructura del mueble.

– Existe una gran variedad de acabados y colores.

Inconvenientes

– Se trata de un compuesto químico.

– Con el paso del tiempo este material tiende a desgastarse.

– La melamina es vulnerable a la humedad.

Qué es la madera lacada

Este material consiste en madera de origen natural, a la que se le ha aplicado laca en su capa externa. El objetivo consiste en obtener una superficie lisa y homogénea.

Ventajas

– Su origen es natural, lo que aporta calidez y confort.

– El lacado sirve también como tratamiento de protección de la madera.

– Dependiendo del color de la laca, podemos conseguir una gran variedad de acabados.

– Puede aplicarse un lacado a cualquier tipo de madera.

– Presenta un gran nivel de brillo.

Inconvenientes de la madera lacada

– El precio de este material es superior al de la melamina.

– La capa de laca puede desprenderse.

– Al tratarse de un material más delicado, el mantenimiento es más complicado que el de los muebles de melamina.

Elegir entre estos dos materiales dependerá de las necesidades de cada persona. Eso sí, la melamina es la opción preferida por los que apuestan por lo práctico, pues además de tratarse de un material low cost ofrece un mantenimiento muy sencillo y una gran variedad de acabados, con lo que no te costará adaptar los muebles al estilo decorativo de tu vivienda.

Descubre nuestros productos SUDESA