Cómo convertir tu salón en un salón nórdico

El estilo nórdico se ha convertido en uno de los grandes elegidos a la hora de decorar salones. Resulta tremendamente confortable y cálido. ¿Quieres convertir tu salón en uno nórdico con tan solo unos cuantos tips? Sigue leyendo.

Claves para convertir tu salón de madera en un salón nórdico

Si te encanta el estilo nórdico para tu habitación y no sabes cómo conseguirlo de una manera rápida, sencilla y sin necesidad de gastar un gran presupuesto, toma nota de estos consejos que te traemos.

La madera en los muebles y el suelo

La madera natural, con o sin melamina, es la elegida para los muebles en este tipo de decoración. Ayuda a crear ambientes cálidos y, además, recuerda a la naturaleza, tan amada por los nórdicos. Nuestro modelo Rustic Ardenas 3788 o el Rustic Kilimanjaro 3312 son buenas opciones.

El blanco como el gran protagonista

Sin duda, el blanco es el color protagonista por excelencia de los salones de este estilo. Eso sí, puedes añadirle pinceladas de otros colores como el gris, el negro o el rojo en los objetos de decoración.

Muebles sencillos

Recuerda que el estilo nórdico se caracteriza por una sencillez que a su vez emana estilo. Así es que decántate por muebles de corte minimalista y olvida los repujados, las curvas o el estilo barroco.

Que no falte la luz y las plantas

Dentro de este estilo, la luz y las plantas naturales ocupan un lugar predominante. Trata de aprovechar la luz natural al máximo y para la noche utiliza luces cálidas y algunas velas.

Mantas y alfombras

Y para terminar de crear el ambiente acogedor propio de este estilo, no te olvides de incluir alguna mantita sobre el sofá y una alfombra de pelo.

Ya sabes, sigue nuestros consejos y convierte tu viejo salón en un salón nórdico con mucho estilo.